Es muy famoso eso del marketing estratégico, pero es cierto también que a veces pueda sonar la mar de aburrido. En realidad, hay algo en las estrategias de negocio que echa pa trás. Quizás nos suena a añejo. Nos suena a un montón de señores encorbatados en salas de reuniones. Lo entendemos, aunque, en realidad, la estrategia es algo vital para la empresa, es la base y no lleva corbatas; lleva remangarse el cerebro y ponerse a investigar para, posteriormente, pensar y plantear las mejores decisiones.

Sin estrategia de negocio es como si nos tomáramos un capuccino con toppings servidito en tarro de mermelada en nuestro sofá del loft, quedando ideales de la muerte con nuestro post de Instagram y, con estrategia de negocio, nos ponemos un mono de trabajo e investigamos a aquellos a quienes queremos vender y fidelizar. No se nos caen los anillos si tenemos que entrar en una tienda de nuestro cliente a ver cómo compra, ir de visita comercial los días que haga falta o hacer llamadas a nuestro prototipo de consumidor, el llamado buyer persona.

El otro día hablábamos del plan de marketing en nuestro artículo cómo diseñar un plan de marketing y no morir en el intento. Hablábamos sobre que debíamos diseñar unas estrategias competitivas, de posicionamiento, de segmentación para pasar a diseñarlas en cada área o política de marketing (producto, precio, distribución, comunicación, cliente, personas, evidencia física…). Bueno, pues sí, mantenemos lo que dijimos, solo que queremos que en este post te quedes, de momento, con las estrategias de marketing de base más importantes.

Estrategias de marketing

  1. Ventaja competitiva: seguro que tu empresa tiene una súper ventaja principal frente a tus competidores. Imagino que no me dirás que es que eres muy profesional porque no digo que no lo seas, pero ¡eso lo dicen todos!. Seguro que tienes algo que no tienen o no van a tener los demás y si no se te ocurre, es que aún no estás preparado para salir.

  2. Estrategias competitivas de Michael Porter: diferenciar entre si vas a escoger una estrategia de liderazgo en costes, la de diferenciación o de enfoque parece una bobería, pero además de en las estrategias de distribución y precios, se refleja en el tono de una publicación de TikTok. Imagínate que escoges una estrategia de enfoque y vas y hablas de precios baratos para todos en tu vídeo ‘vacilón’… Como que es incoherente, ¿no?

  3. Estrategias competitivas con la matriz de Ansoff : gracias a esta matriz podrás tomar decisiones respecto a los productos y el mercado: según cómo sean de atractivos – actuales o nuevos – decidirás si vas a penetrar en el mercado con estrategias más o menos agresivas, vas a desarrollar nuevos productos, nuevos mercados o vas a diversificar. Fíjate si la estrategia, insistimos, es clave, que en una campaña de Google Ads el hecho de haber tomado la decisión de desarrollar un nuevo mercado implica que los anuncios aparezcan, por ejemplo, en un nuevo país o para un nuevo rango de edad.

  4. Estrategia con Matriz de Mc Kinsey: con esta matriz podemos tomar decisiones acerca de los productos según si el atractivo de mercado y nuestra posición competitiva es más o menos fuerte.

  5. Decisiones con el ciclo de vida de producto: está claro que no es lo mismo que hayamos lanzado el producto ayer que llevar años en el mercado. Productos en fase de introducción y en fase de madurez merecen estrategias diferentes.

  6. Decisiones sobre producto con la matriz Boston Consulting Group: perros, vacas, interrogantes y estrellas. Queremos estrellas, también queremos vacas, algún interrogante y por favor, menos perros. Las decisiones sobre nuestros productos con esta matriz te recordarán a las de ciclo de vida, pero también, a medida que vayas practicando, encontrarás semejanzas e interrelaciones con otras de las estrategias que estamos analizando.

  7. Estrategias competitivas de integración hacia adelante, hacia detrás u horizontal. El caso es tomar la decisión de adquirir o “comerse” a quien sea en tu cadena de distribución para hacernos más fuerte.

  8. Estrategia de posicionamiento: ojo no tiene que ver con el SEO que conocemos (posicionamiento en buscadores) sino es el posicionamiento de marca, que es la percepción, la imagen sobre el lugar que ocupa nuestra marca en la mente de nuestros consumidores. Si pretendemos que nuestra marca comparta sitio con otra que te gusta, lo siento, no es posible. Puede ocurrir que comparta unos criterios y valoraciones respecto a diferentes atributos, pero nunca se encontrará en el mismo lugar que otra. La estrategia de posicionamiento es estrategia de marca, por este motivo, es básico trabajarla. Nosotros nos devanamos los sesos con ella y precisamente donde más la trabajamos es desarrollando los territorios y conceptos creativos. Puedes escuchar acerca de ello en el podcast sobre branding Descripción de la importancia de los mensajes para una marca con nuestro creativo, Mana Perales. Cuando comenzamos con un nuevo proyecto, no movemos un dedito hasta tener claro el posicionamiento de marca real y el deseado. ¿Qué cómo se descubre? Con una investigación del mercado tendremos que preguntar a nuestros clientes con qué atributos nos están identificando.

  9. Estrategia de segmentación: si queremos llegar a los clientes que nos interesan, tenemos que saber quiénes son y cómo son exactamente los clientes que nos interesan. En las clases lo explicamos a lo bestia, como si metiéramos en un saco a todas las personas de nuestro público objetivo. Chicos y chicas en edad comprendida entre los 16 y los 28 a los que les gustan los deportes urbanos. Obviamente puedo querer segmentarlos por zona geográfica y lanzar estrategias diferentes para cada zona geográfica. En este ejemplo, el estilo de vida es lo que marca la pauta y la zona geográfica puede ser determinante en el tema de precios, por ejemplo. La estrategia de segmentación es un proceso complejo y nos parece muy divertida de resolver. La habilidad se resuelve con la práctica, como tantas cosas en esta vida. Y para pisar tierra en nuestras divagaciones a fin de defender la importancia de esta estrategia podríamos decir que un profundo conocimiento de nuestros segmentos (grupos de consumidores) y nuestros buyers (prototipo) nos ayudará a conectar con ellos. Imaginaros que en una estrategia de inbound marketing (estrategia comunicacional) que va destinada a seducir a nuestro segmento de cliente x, le enviamos un contenido que sabemos que le encanta porque lo hemos investigado hasta la saciedad: BINGO.

Con esto terminamos hoy. Nos gustaría que fueras ampliando la información sobre estrategia con otros post de la red, hay muchos interesantes, tanto de blogs de marketing, como de otros compañeros y agencias que lo hacen súper bien y huye siempre de quienes no te hablen de estrategia de negocio.

Intrépida Marketing y Publicidad S.L. utiliza cookies propias para garantizar tu navegación segura y adaptar el contenido de nuestra web. También utilizamos cookies de terceros con ellas analizamos la navegación de nuestras/os usuarias/os. Con el análisis que realizamos te mostraremos publicidad. Configura las cookies y visita nuestra política de cookies.    Más información
Privacidad